Si tu caldera de gas tiene más de diez años, llamas con frecuencia al servicio técnico por averías o sustituciones de piezas, vete pensando en sustituir tu caldera de gas. Probablemente esté en las últimas. Puede que aún funcione, pero deberías ir pensando en sustituirla, tanto por seguridad como por un tema puramente económico. Las reparaciones o cambio de piezas te saldrán a la larga más caro que un cambio de caldera de gas por una nueva.

Ten en cuenta que desde septiembre de 2015 solo está permitido la instalación de calderas de condensación cuya eficiencia es más alta y la emisión de gases invernadero es casi nula. Las calderas de condensación rinden entre el 97% y el 108%, lo que las convierte en las más potentes del mercado.

Servicio de cambio de caldera de gas natural

Si necesitas cambiar tu vieja caldera de gas en tu hogar, edificio o empresa ponte en manos de profesionales lacasadelclima.es te ofrece cambios de calderas individuales y centrales de forma rápida, eficaz y económica. Así podrás aprovechar el ahorro que representan las nuevas calderas para calefacción.

Tipos de Calderas

Calderas de Gas

Las más usadas gracias al gran ahorro que suponen respecto a otros tipos.

Calderas de Gasoil

Este tipo de calderas son eficientes. Bombean el agua de forma homogénea. Sus versiones más modernas tienen una combustión muy baja de contaminantes.

Calderas Eléctricas

Son muy compactas y no ocupan espacio. Estas calderas no liberan humos y son muy eficientes, ya que tienen un rendimiento del 95%.

Calderas de Propano

Es una opción económica y también muy potente, ya que tienen un alto poder calorífico. Son muy resistentes a las temperaturas extremas.

Calderas de Pellets

Los pellets son el combustible con el precio más estable del mercado. Estas calderas son sostenibles y su mantenimiento es sencillo.

Antes de Comprar tu Caldera

Si quieres tener agua caliente y máxima prestaciones durante todo el año, tienes que escoger la caldera que se adapte a tu uso.

Tipo de Vivienda

considerar el tipo y el tamaño de la vivienda. En caso de vivir en un piso, las calderas de gas son las más aconsejables gracias a su versatilidad y facilidad de manutención. Si, al contrario, estás en una vivienda unifamiliar te aconsejamos una caldera de gasoil.

Número de Baños

Si tu casa cuenta con más de un baño, y en específico con varios aseos y duchas, es mejor que optes por una caldera de condensación.

Combustible

El combustible de una caldera de gas o de pellets no es lo mismo que uno de gasoil o de una caldera eléctrica.
Si quieres un proceso de combustión fácil y sin mucho mantenimiento, te aconsejamos una caldera de gas. Si quieres una caldera con máximo rendimiento, la mejor para ti es una caldera eléctrica.

Termostato de Calefacción

Ayuda a medir y regular las temperaturas de tu hogar. Además, también mantienen tus habitaciones en la temperatura deseada, evitando gastos energéticos innecesarios.

Calentadores de Gas

Producen agua caliente de forma independiente a tu sistema de calefacción. Son muy eficientes energéticamente y, además, tienen un precio accesible.

El 90% de los hogares tienen algún tipo de calefacción instalado en su vivienda. Pero, al igual que disponemos de diferentes calderas, también hay muchos sistemas de calefacción para caldear los espacios.

A la hora de hacer una instalación, es normal que busques el mejor sistema de calefacción, que sea eficiente y económico.

Para ello, nada mejor que dejarte aconsejar por un técnico especializado en el sector para enseñarte todas las opciones posibles.

Tipos de calefacción y termostatos

Gas

Gasoil

Eléctrica

Pellets

Termostatos

Los sistemas de calefacción para casas más utilizados

Cuando llegamos a casa un día frío de invierno todos queremos sentir el calorcito de nuestro hogar. Para ello, debemos disponer de un buen sistema de calefacción para casas.

La gran diferencia entre los diferentes tipos que existen es el método que se utiliza para generar el calor. En una calefacción eléctrica será la luz, mientras que en una de gas, será a través de este combustible.

Teniendo en cuenta este factor, podemos establecer varios tipos de calefacción.

Calefacción eléctrica

Es uno de los sistemas de calefacción para viviendas más utilizados. Más del 18% de los hogares que cuentan con calefacción tienen este tipo.

Dentro de este sistema hay también diferentes tipologías:

  • Calderas individuales
  • Radiadores
  • Acumuladores eléctricos
  • Hilo radiante

Es uno de los tipos de calefacción para casas más económicos a la hora de hacer la instalación pero hay que tener cuidado con su consumo para que no se dispare la factura de la luz.

Una de sus principales ventajas es que no hay ningún riesgo de fuga de gas, además de ser un sistema de calefacción muy eficiente.

Sistemas de calefacción económicos

Dentro de los sistemas de calefacción económicos para casas se encuentra la calefacción de gas.

En este tipo de calefacción hay que distinguir tanto la calefacción de gas butano que funciona con bombonas como el gas natural que es mucho más seguro y práctico.

Las de gas de gasoil también se engloban dentro de esta tipología pero su uso está siendo cada vez menor entre los hogares familiares.

Otros tipos de calefacción en el hogar

A pesar de no ser tan comunes como los ya mencionados, es importante tener en cuenta también estos otros sistemas de calefacción.

Calefacción radiante

Este tipo de calefacción también se llama de hilo radiante o de suelo radiante. Se suele instalar aprovechando las obras en la casa ya que su instalación es compleja.

Si se puede hacer frente a la inversión inicial, se trata de un método de calefacción eficiente que permite grandes ahorros cuando se combina con otro tipo de generación de calor como las calderas de condensación o la energía solar.

La bomba de calor o las que funcionan con pellet o biomasa son otros de los tipos de calefacción que hay actualmente en el mercado.